Teléfono: (+571) 497 1252 Celular: (+57) 320 834 3442 reservas@museodelserhumano.com

 Antiguo Museo Exposición ‘El Hombre» (1973 2020), continúa con los objetivos propuestos desde su fundación y en su sede en el Centro Fundacional de la ciudad capital, barrio Santafé, localidad de Los Mártires, es ahora el renovado MUSEO DEL SER HUMANO.

 El museo es un patrimonio educativo y cultural del país, siendo el más antiguo de Colombia, que se ha distinguido por la Red de Patrimonio en Salud como la colección médica siempre al servicio del público en general; colombianos y extranjeros, Declarado por el ILAM como patrimonio Latinoamericano.

 El visitante encuentra una colección de cuidadosas disecciones humanas, detallada y única, en su género y cronología.

 El recorrido es realizado con visita comentada, que es complementada en el auditorio con presentación de audiovisuales y espacios de reflexión e información sobre los temas propuestos.

 El Museo del Ser Humano sorprende a los visitantes  con tejidos que invitan a la exaltación de la vida humana, valores morales, ética y, en otras ocasiones, lo perturbador como motor de transformación de la misma conciencia humana.

Reseña del Museo del Ser Humano

El Doctor ALFREDO LEÓN FERNÁNDEZ, médico pediatra, morfólogo, anatomista y embriólogo de la Universidad Nacional de Colombia, ha trabajado tejidos humanos durante 55 años, aplicando diversas técnicas a saber: momificación, inclusión en acrílicos, corte y tinción de tejidos, inyección-corrosión y plastinación.

El 3 de agosto de 1973, con los permisos gubernamentales requeridos, abre las puertas del Museo Exposición «El Hombre» con 90 especímenes, en la casa en la que había vivido con su familia y el apoyo Incondicional de sus suegros y de su esposa Fanny Rivera de León (q.e.d.p.); colección que surge como propuesta académica de complementación de programas para bachillerato y área de la salud.

Durante su trayectoria ha presentado restructuraciones y actualizaciones acordes con la época y con la mirada honesta y objetiva de la sexualidad y su compromiso con el respeto a la vida. Inicia con el desarrollo normal del bebé y culmina con estructuras de adulto que invitan al conocimiento, documentación de temas propuestos: aborto, congénito, genético, teratogénico entre otros, reflexión y llamada de atención a la población en general.

Actualmente cuenta con 500 tejidos absolutamente maravillosos, en perfecto estado, expuestos en el Museo sólo la mitad, siempre bajo la custodia de su Curador y Fundador el Doctor León y de su hija Melba Rocío León Educadora Especial y Fonoaudióloga, Gestora Cultural y Guía de Turismo.

 El Museo nunca ha recibido apoyo estatal ni privado, ha mantenido el reto de tener sus puertas abiertas en su misión de llevar un mensaje claro, que nos llena de satisfacciones y orgullo, porque sabemos que la información deja huella en propios y extranjeros.

Deseamos continuar llevando nuestro mensaje, que perdure en el tiempo y qua las próximas generaciones se beneficien de este trabajo impecable, único en su género, y cronología, que invite a mirar la vida y la muerte con otros ojos.

Dr. Alfredo León, Fundador, y su hija, Melba León, Actual directora del Museo del Ser Humano

ENTIDAD SIN APOYO ESTATAL NI PRIVADO.  47 AÑOS DE LABORES AL SERVICIO DEL PAÍS.
Fundación: 3 de agosto de 1973

Tejidos donados de Entidades de investigación al grupo de científicos que en el año 1963 inició las técnicas: Momificación, inclusión en acrílico, corte y tinción de tejidos y últimamente inyección – corrosión y plastinación. De dicho grupo que inició sobrevive el fundador Dr. ALFREDO LEÓN FERNÁNDEZ, Médico Pediatra, quien sigue actualizando y asesorando los contenidos del Museo, además es asociado formador de MALOKA (desde abril de 2010 – vitalicio) e invitado a todos los encuentros de científicos que se están realizando a nivel Nacional e Internacional; con miras a conocer la colección y estrechar lazos en pro del conocimiento científico.

Historia del Museo del Ser Humano

El Museo tiene 8 salas con temas diferentes que coinciden en la defensa de los valores humanos y la divulgación del conocimiento científico al servicio de la humanidad.

El Museo Exposición “El Hombre” está situado en el centro de Bogotá, a espaldas del Cementerio Central (Calle 23a #18-90), en la casa que fue una vivienda familiar de la localidad Los Mártires, barrio Santa Fe.

El Museo fue fundado en 1973 por el Dr. Alfredo León Fernández, médico pediatra, en su domicilio particular. Desde sus inicios incluyó tejidos preparados por un equipo del que formó parte León Fernández, que a partir de los años 60 diseñó material para la enseñanza de la medicina en la Universidad Nacional de Colombia mediante el desarrollo de técnicas como momificación, inclusión en acrílico, corte y tinción de tejidos, inyección corrosión, y plastinación. Algunas de los especímenes preparados por el Dr. León, se conservan también en la Universidad Militar “Nueva Granada” de Bogotá.

En la actualidad el Museo es dirigido por Melba Rocío León, graduada en fonoaudiología e hija del Dr. León Fernández. Junto a la singularidad de algunas de sus piezas en el contexto museístico bogotano, el Museo, que se encuentra en la cercanía de una zona conocida por albergar numerosos prostíbulos, está artículado por una narrativa moralizante que entre otras cosas pretende alertar al visitante sobre los efectos nocivos del consumo de drogas, y ofrecer una perspectiva política (católica) abiertamente contraria a la práctica del aborto y preocupada también por prácticas como el incesto.

 El Museo se divide en varias salas de la primera y segunda planta de la casa en que se aloja. En la planta que queda al nivel de la calle se muestran fundamentalmente preparaciones de fetos en diferentes semanas de gestación y fetos con malformaciones, que el guión del museo conecta con el uso repetido de sustancias psicoactivas.

En el segundo piso del Museo se encuentran un gran número de piezas anatómicas preparadas mediante momificación, plastinación, inyección corrosión , corte y tinción de tejidos. Se muestran especímenes anatómicos normales de diferentes dimensiones y diversas secciones del cuerpo humano, y también piezas patológicas, con malformaciones y anomalías que se presentan como producidas por alcoholismo o consumo de diversas drogas.

Se trata de un museo reconocido por el Distrito pero de propiedad y gestión privada, por lo que se cobra la entrada. Las visitas al Museo en general se realizan de lunes a sábado mediante cita y se pueden organizar visitas guiadas para grupos numerosos.

El museo está dividido en ocho salas, cada una hace énfasis en las diferentes etapas de vida que tiene el ser humano, desde el feto hasta la persona adulta. Además en el museo se pueden apreciar diferentes mutaciones en adultos, niños y seres humanos en gestación, ocasionadas por diversos factores como el medio ambiente, el uso indiscriminado de sustancias psicotrópicas y tóxicas, la mala alimentación y diferentes fármacos.

El museo del hombre en la sala 1 muestra el desarrollo del ser humano normal de cuarenta semanas. Desde las treinta horas periodo de células hasta el recién nacido prematuro y a término.

íSin embargo en esta sala no solo se puede ver el desarrollo del ser humano, también se puede apreciar el desarrollo de otros animales como el cerdo, la rana, el perro, el chimpancé y el mono. En esta sala se pueden apreciar diferentes fetos afectados por la anorexia, sustancias psicotrópicas y tóxicas, enfermedades de transmisión sexual y mutaciones.

En la sala dos se pueden apreciar abortos espontáneos, criminales, infecciosos y terapéuticos antes de la semana veinticuatro del embarazo humano. En esta sala se puede ver que el aborto espontáneo, conserva la integridad del futuro bebé, el aborto criminal mata, deforma y hacer sufrir al ser vivo que está en gestación, el aborto infeccioso no deja que se desarrolle el feto y en algunos casos lo hace carecer de forma y cabeza, y por último el aborto terapéutico que es muy útil, ya que permite al médico retirar el pequeño cuerpo del embrión o del feto, el cual ya ha muerto, evitando asi diferentes enfermedades e infecciones.

En la sala numero tres se puede apreciar la anatomía humana, desde el feto hasta la persona adulta. Allí se puede ver cómo se desarrollan la mujer y el hombre, como un embarazo prematuro puede afectar al futuro ser en gestación y las mutaciones que esto puede ocasionar.

Seguidamente en la sala cuatro se observa la anatomía humana y se puede observar el daño que le hacen diferentes prácticas de moda, algunas de estas son: Tatuajes, piercing, dieta, cirugías y medicamentos. En la sala cinco se pueden apreciar teratógenos los cuales son causas ambientales, virus, bacterias, medicamentos, desnutrición, infecciones y radiación. En esta sala se pueden apreciar mutaciones producidas por estos factores y diferentes cambios en el cuerpo humano.

En la sala seis se puede ver la parte de genética, síndromes y mutación en bebes por diferentes factores como matrimonios entre parientes de diferentes generaciones, uso de sustancias tóxicas y psicotrópicas y radiación en el embarazo. Algunos de estos casos son la polidactilia, la hidrocefalia, bebé cíclope y bebes sirena. En las últimas salas, la siete y la ocho se pueden apreciar diferentes sistemas del cuerpo humano, tanto de adultos como de niños. En esta parte se pueden apreciar diferentes enfermedades como la afectación del túnel de metacarpo y las consecuencias de los piercing y tatuajes. En esta sección se puede ver también todos los sistemas del ser humano, desde el sistema respiratorio hasta el digestivo.

En conclusión el museo del hombre posee diferentes seres humanos en diferentes etapas de crecimiento que han sido momificados para enseñar al público varias causas y efectos de los descuidos en la alimentación, el uso indiscriminado de sustancias psicotrópicas y tóxicas, y descuidos en el embarazo, entre otras.

Además este museo pretende enseñar al público como evitar que ocurran mutaciones y cambios bruscos en su cuerpo y en el de sus futuros hijos, a través del testimonio de las momias y la explicación de las causas que produjeron que fueran así. Por último el museo muestra la condición humana y que ningún ser humano está exento de las mutaciones y enfermedades, por lo tanto hay que cuidarse en los factores que a lo largo de este escrito se han expuesto.

Siameses:
El embarazo gemelar presenta dos tipos; los dicigóticos o fraternos (dos óvulos fecundados por un espermatozoide cada uno) y los monocigóticos (un solo ovulo fecundado por dos espermatozoides). En ocasiones los gemelos monocigóticos no se separan por completo y se producen los llamados gemelos unidos o conectados (Siameses), y se clasifican según la región anatómica que los une, desde dos individuos bien desarrollados, independientes y simétricos, unidos tan sólo por una pequeña conexión superficial, hasta los que están representados sólo por porciones de cuerpo mutuamente adheridos o incluidos en un huésped más desarrollado. El proceso de desarrollo de los siameses ocurre por un error en la división de las células de los embriones monocigóticos, es decir gemelos producto de un mismo óvulo y un mismo espermatozoide.

La división de los embriones de unos gemelos normales ocurre normalmente en los primeros diez días después de la fecundación, con los siameses esta división de embriones ocurre más tarde, como para el día 13, este retraso hace que no se dividan correctamente y compartan órganos, esto puede ser producto de que la P27 no actué perfectamente, debido a que esta proteína es la que inhibe el crecimiento de las células cercanas. Mientras más tarde sea la separación más órganos compartirán. Este no es un defecto genético sino que es una mutación durante la gametogénesis o el desarrollo poscigótico. Por lo tanto, los padres y generaciones previas no presentan dicho carácter. Por otra parte, hay ocasiones en donde estos gemelos siameses pueden ser separados por medio de intervenciones quirúrgicas, dependiendo de la índole de la unión entre los individuos, es decir si son simétricos o asimétricos. Esta mutación es congénita

El tratamiento para los siameses son intervenciones quirúrgicas intraúterinas mientras están en gestación los siameses o intervenciones quirúrgicas posteriores al nacimiento; hay que destacar que estas operaciones son muy riesgosas, dependiendo del área de unión entre los individuos, ya que hay ocasiones en donde se debe decidir entre la vida de una de los dos individuos, porque uno de ellos depende del otro, por ello a veces hay que decidir si el más fuerte sobrevive.

No se ha podido llegar a conocer realmente los factores que predisponen a la creación de estos gemelos unidos, aunque se señalan como posibles causas los defectos de la línea primitiva, como también el envejecimiento del óvulo.
Los gemelos unidos se catalogan de acuerdo con las partes del cuerpo que están unidas o compartidas. Se clasifican en dos:
Simétricos: Los gemelos unidos simétricamente constituyen una rareza y plantean un complejo problema. Muchos de ellos nacen muertos, aunque los que sobreviven requieren de la cirugía para su separación, cuyo éxito depende de la extensión de la unión, la distribución de los órganos vitales y la existencia de malformaciones congénitas asociadas.
Los gemelos unidos simétricamente se clasifican en:

Craneópago ,esquiópagos , toracópagos, pigópagos y esternópagos: Conexión de la región esternal o cerca de ella, con los individuos situados cara a cara. La anatomía interna es variable, habitualmente tienen órganos separados, excepto el hígado.

Pigópagos: Conexión por la espalda, usualmente por la pelvis, con sacro y cóccix comunes, y los tubos digestivos que acaban en un ano y recto común. Con frecuencia existen malformaciones genitourinarias.
Esquiópaos: Conexión a nivel de la pelvis inferior, cuerpos fusionados en la región pélvica hasta el ombligo; por encima los cuerpos están separados y son normales.
Craneópagos: Por lo general se hallan unidos por la parte media de la cabeza; casi siempre los cerebros están separados o sólo ligeramente fusionados.

Asimétricos: Un gemelo es más pequeño y depende del otro. Uno puede ser normal o casi normal y el otro incompleto, constituyendo una especie de parásito del primero.
En conclusión las mutaciones congénitas no se pueden evitar, aunque pueden ser tratadas, como en el caso de los siameses mediante intervenciones quirúrgicas muy riesgosas, que en muchos casos terminan con la muerte de los dos individuos. Además en el museo del hombre se pueden apreciar cerca de tres casos de siameses, los cuales son de diferentes que anteriormente fueron nombrados.

Por último el museo del hombre hace parte del sistema de educación de ciencias naturales y educación ambiental de Colombia, ya que muestra a través de sus momias, tejidos y guías, que son de una calidad humana excepcional, los diferentes riesgos que presentan diferentes situaciones, factores y sustancias a nuestro organismo. Además, se puede aprender a través de este museo el trato a personas con mutaciones y malformaciones, se aprende a ser cada vez mejor persona, enseña a respetar a los demás y a respetarse a uno mismo, ya que esencialmente muestra los cuidados que debe tener el ser humano para sus futuras generaciones y para si mismo. Para concluir el museo muestra la realidad que vive nuestro país por la contaminación ambiental y la inconsciencia que tiene la sociedad sobre los riesgos que esta produce sobre las futuras generaciones, a través de una crítica fundamentada en seres humanos que ya han muerto, muchos por esta causa.

¡Una visita inolvidable!

Acompañamiento de Guía

Medios Audiovisuales

Descuentos para grupos

Para todo tipo de públicos

Atención personalizada

Experiencia única

No olvide hacer su reserva

Otras formas de reservar en:

En el Museo

Calle 23 A # 18-90 Bogotá

Colombia

Vía telefónica

(+571) 497 1252

(+57) 320 834 3442

Vía e-mail

reservas@

museodelserhumano.com

HORARIO DE ATENCIÓN:

Lunes a sábado – Recorridos aun no definidos por normativas COVID-19

La visita es de 1:15 minutos aproximadamente con visita guiada y película de 10 minutos.

Grupos desde 5 personas hasta  15 personas.

Contáctanos

2 + 14 =

reservas@museodelserhumano.com

teléfono fijo:4971252. Celular: 3208343442

Calle 23 A # 18-90 Bogotá - Colombia